Una Mañana Fría y ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!

Hace casi catorce años, esta madre sin hijos, quiso unir una imagen a esa frase que escribí en mi carta abierta a los jóvenes, y que pensé que mi hija habría pronunciado porque le encantaba conducir y vivir. Y en las servilletas de papel de una cafetería, comencé a esbozar una imagen con esa frase.

Y así surgió el logo de lo que después sería un blog. Un blog creado gracias a otra madre, cuando apenas nadie tenía un blog, y para que mis deseos irrefrenables de escribir no tuvieran que esperar a que el director de turno quisiera publicar una de mis muchas cartas, quejándome, reclamando, concienciado, llorando, por el alcohol que otro tomó y a mi hija mató.

Ese cochecito de la cabecera de este blog, se convirtió en una pegatina por la seguridad vial, pagadas con el dinero que dicen valía la vida de mi hija. Las he ido repartiendo casi de una en una, por correo, en mano, dejadas en el parabrisas de algún coche…

Y ese cochecito, ahora, está en el cartel de la película: Una Mañana Fría.

Sí, no pertenece a ninguna asociación, ni fundación, es solo el logo de un blog,  el blog de una simple madre que escribe  de seguridad vial, siempre unido al recuerdo de su hija, Helena, y que ya tiene catorce años.

Y estoy feliz de que Raquel Troyano haya llevado mi cochecito a su película, porque es también mi película. Porque desde el primer momento me implique en ella y ayudé en lo que pude. Y ahora ha comenzado a andar sola, con los mejores apoyos en su pre-estremo, y a partir del día doce de octubre con el mejor de los estrenos.

Sí, comienza en un concurso de cine, el de Madrid, y después no parará porque es una película para rodar, como mi cochecito.

En ella hablamos de duelo, de vida y de muerte, de lo que hemos sufrido y de lo que nos queda por vivir.

Este próximo sábado os esperamos en sala Azcona, Matadero de Madrid, a las 4 de la tarde, una hora antes para recoger las entradas, a todos los que estéis dispuestos a saber de las víctimas de tráfico, de cómo hemos reaccionado ante el terrible dolor de la pérdida de un ser querido,  cómo hemos aprendido a vivir, y las marcas que nos han dejado esos siniestros.

No esperéis ver una película reivindicativa. Aquí ya no hay rabia, solo supervivencia, y mucho ejemplo de cómo seguir adelante. Y el lazo naranja de las víctimas.

Una mañana fría está basada en un accidente de tráfico real. La directora Raquel Troyano, muestra el caso de su madre que perdió a su hermano hace más de treinta años y como su mente se negó a admitirlo y cada verano volvía al lugar donde murió, buscándolo, esperando encontrarlo vivo. Y esa experiencia real, la mezcla con el testimonio de  otras víctimas que han perdido a marido, padre, madre y hermanos o hija como en mi caso, con otros que consiguieron no perder la vida, pero se la partieron.

Todos nos hemos implicado y comprometido en ayudar a dar a conocer esta película para concienciar y para que sirva a otras víctimas a saber que lo que les sucede es algo que nos ha pasado a todos, pero se puede y se debe sobrevivir.

Recuerdo que cuando le hablé a una periodista de la película me preguntó qué papel hacía yo, y le contesté: el que me ha tocado ser en esta vida, la madre de Helena.

Título: “Una Mañana Fría

Género: Documental

País: España

Guión: Raquel Troyano

Dirección : Raquel Troyano

Producción: Audiovisuales Doce Calles

Dirección de Fotografía: Luis Centurión

Interprete: Rosi Troyano

Otros: Rosa García Redondo, Ana Sánchez, Ángela Troyano

Música: Alberto R. Vallehermoso

Voz en Off: Aurora González

Canción Original (Dedicada a las víctimas): “Tras la niebla” Autora, Lewa HandPan, Arreglos, Aure Ortega.

Otras Víctimas: Flor Zapata, Carlos Diez, Noemí Antolín, Raquel Álvarez, Beatriz Menéndez y Amelia Ruiz.

Estreno: 12 de Octubre en el 28º Festival de Madrid, Plataforma Nuevos Realizadores. Sala Azcona , Matadero, Madrid.

Raquel Troyano, gracias, y te deseo “Mucha mierda”,no solo en el estreno

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

wwww.quiroconducirquierovivir.com

Publicado en Arte, Cine, Concienciación, Convocatoria/Celebración, Quieroconducirquierovivir, Víctimas | Etiquetado | Deja un comentario

Las pertenencias de las víctimas en un siniestros de tráfico

A todos nos impactó el relato que hizo hace unos días, el periodista Juan Diego Quesada, con su artículo «Una vida destrozada por un kamikaze», en El País.

No estamos acostumbrados a este tipo de relatos, sino al frío titular de fallece una persona en un accidente de tráfico.Que no es fallece, sino que lo han matado. No hay nombres, por supuesto, menos aún el del causante, ni los detalles, ni la historia de la víctima.

También hay quien no quiere este tipo de artículos porque les llaman «morbo». Pero el caso es que cuanto más cosas y detalles sabemos de un siniestro, que no es accidente, como en este caso, más podemos entender el dolor que producen estas muertes, y se crea una empatía que quizás sirva para concienciar.

Ese artículo ha sido uno de los más compartidos, pero no sé si muchos se habrán dado cuenta de algunos detalles de su contenido:

Dice Juan Diego Casado en un párrafo: Por la tarde, los tíos de Víctor fueron al desguace en busca de sus pertenencias. Entre los restos de su coche destrozado, un Citroën C4, rescataron la pulsera de un reloj Apple Watch, pero no su esfera, una cartera y una mochila. Un empleado del desguace les llevó también una bolsa de plástico con una toalla de playa dentro. La miraron extrañados, hasta que cayeron en la cuenta de que por error les habían entregado las cosas de Cui, el kamikaze. El descuido les incomodó.

Este siniestro me hizo recordar el de mi hija: la misma edad, alegría, sueños, estudios… Pero sobre todo me llamó la atención ese párrafo del periodista.

La guardia civil mantuvo los dos teléfonos de Helena (uno de España, el otro de Holanda), conectados, y nos los entregó cuando acudimos a la casa cuartel. Debió ser porque como no nos localizaron cuando llamaron a casa y nos dejaron un mensaje en el contestador, debían esperar que en algún momento nosotros llamáramos al móvil de Helena.

Pero el resto de pertenencias de nuestra hija, nos dijeron que las podíamos recoger en el desguace. Casi lo mismo que en este caso: «un reloj, en este caso roto; una mochila con los álbunes de fotos que se había hecho en Holanda; un monedero, vacío, sin dinero.

No entendí que estas cosas nos la tuviera que entregar el personal del desguace. Pero en ese momento no estaba para pensar mucho.

Del amasijo de hierros recogimos el poncho que llevaba, que lo había hecho yo, estaba agujereado; los zapatos, unas merceditas que acababa de estrenar; y el autorradio.

Más tarde, siempre me extrañó que el monedero de mi hija no contuviera nada más que unas monedillas. No me creo que no llevara nada de dinero, máxime cuando mi madre me comentó que le había dado dinero para comprarse unos zapatos, y unas merceditas no cuestan tanto.

Pero volviendo a la historia de Víctor, también han publicado que a Víctor le robaron al auxiliarle. No es la primera vez que sucede esto. Las gafas de sol de mi hija no aparecieron, en otros siniestros de otras madres que conozco no aparecieron móviles de ultima gama o tablet.

Yo no estoy culpando a nadie. En un golpe tan tremendo es muy posible que salgan cosas del coche y se pierdan, pero me estoy preguntando ¿Por qué las cosas personales de una víctima no son recogidas por la Policía o la Guardia Civil? ¿Por qué las tiene que entregar el personal del desguace? ¿Esto sucede siempre? Hace catorce años yo pensé que me había pasado solo a mí porque no me pudieron localizar, pero veo que sigue pasando.

¿Qué menos se merece una víctima de tráfico que recojan sus cosas con las debidas garantías?

Estamos de acuerdo que siempre va a ver desaprensivos que se disfrazan de buenos samaritanos, pero si las cosas personales se quedan en el coche, y la grúa tarda en llegar y recogerlo, su interior siempre va a estar vendido. Y las víctimas, incluso las heridas, en esos momentos no están para recoger nada.

Alguien me puede explicar si existe un protocolo para recoger las pertenencias de una víctima de tráfico. Y si no existe, ¿no va siendo hora de que se haga?

Siento mucho el dolor de esa familia, especialmente el de esa madre, porque siempre me digo que hay algoaún peor que perder un hijo, y es perder dos, y esa madre, no sé si tendrá más hijos, pero ya hace tiempo que se convirtió en una madre sin hijos como yo.

Vuestro dolor es el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Historias, Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir, Reflexiones, Seguridad Vial, Sentimientos, Solidaridad | Etiquetado | Deja un comentario

Una Mañana Fría- Película

Después de algún tiempo sin poder escribir en el blog, lo hago hoy con una noticia especial. Se trata del estreno de la película en la que he colaborado.

Yo de pequeña también le dije a mi madre eso de «mamá quiero ser artista», pero mi participación en la película «Una mañana fría» no es de artista, hago el papel que me ha tocado en esta vida: madre de una victima de tráfico.

Una mañana fría

«La historia de “Una mañana fría”, narrada en primera persona por la madre de la directora Rosi Troyano, parte de un accidente de tráfico ocurrido en Reinosa en el año 1986 donde hubo dos fallecidos y un herido, todos de Aranjuez. Uno de los fallecidos fue su hermano, hecho que llevará a esta ribereña durante años a buscarlo por el norte de España. El documental graba 33 años después, el camino de vuelta al lugar del accidente. Madre e hija iniciarán un viaje hacia los monstruos del pasado, un reencuentro entre generaciones, presente y pasado se unen para dialogar sobre el poder de la negación de la mente humana, el proceso de duelo interior tras un hecho traumático y el peso de la tradición. Una narración poética que nos acerca a nuestro subconsciente, lugar donde se alojan los miedos, lugar donde creamos nuestros propios fantasmas con los que nadie nos ha enseñado a convivir. La película se completa con los testimonios de mas víctimas y familiares de afectados por siniestros viales».

Esta es la historia de «Una mañana fría» y mi relación con dicha película es, que como en estos catorce años, una vez conocido que se iba a rodar esta película, a través de un compañero, esta chica tímida, que un día fui, la busqué, me puse en contacto y decidí ayudarla en lo que pudiera. Para nada pensé que iba a ser parte de la película, que mi cochecito, el logo de ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir! saldría en su cartel y que yo misma aparecería.

Pero Raquél Troyano, la directora de la película, nos dio voz en la misma, y aquí estamos.

Creo que ya no puedo hacer más cosas para concienciar sobre los peligros de esos mal llamados accidentes de tráfico:

He escrito parte de un libro, en concreto el capitulo de «Víctimas o Afectados» del Manual de Aspectos Criminológicos en Materia de Seguridad Vial, dos blogs desde hace catorce años; muchas cartas al director; unos cuantos esloganes por la vida, unos cuentos que hablan de un hada «El hada Helena»; unas cuantas charlas en foros y jornadas por la seguridad vial, en muchos lugares de España; he ideado y propiciado el lazo naranja identificativo de las víctimas de tráfico; he recibido una medalla a las buenas prácticas en Seguridad Vial; he participado en esta película, he plantado unos cuantos árboles; y por supuesto, he tenido una hija, a la que mató un conductor borracho. Creo que se va cerrando mi ciclo.

Dicen que el dolor ensucia, que nadie quiere escuchar tristezas, ni a nadie le gusta que le ensucien con el dolor de otro. Yo espero que la visión de la película no resulte dura para nadie y una vez más, ahora en cine, conciencie sobre la tercera causa de muerte a nivel mundial: los siniestros de tráfico. Todos los que intervenimos le hemos puesto valor, le hemos quitado morbo, hemos esbozado una sonrisa y hemos tratado de no asustar, sino acercar.

Os esperamos el día doce de octubre, en Madrid, en el 28º Festival de Madrid, en la sala Azcona- Matadero, a las cuatro de la tarde. Las entradas se recogen en taquilla, una hora antes, hasta completar aforo.

Gracias, Raquel Troyano, por crear esta obra, ha sido un placer colaborar contigo. Gracias, Luis Centurión, por intentar, en mi caso, sacarme el mejor perfil. Y gracias al resto de compañeros, por compartir experiencias.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Otra vez jóvenes

16299230_10209582295468744_1473035604793420907_n

 

(El lazo naranja de las víctimas de siniestros de tráfico)

En estos catorce años de escritura para concienciar sobre los siniestros de tráfico, tengo muchos post dedicados a siniestros sufridos por jóvenes, y curiosamente, se repite una cifra, tres fallecidos.

Y todos los días, todos los fines de semana, muere algún joven, pero lo que nos conmueve, lo que nos afecta, lo que nos remueve no es el hecho de que sean jóvenes, sino el número.

Las víctimas de tráfico siempre decimos que no pasa nada, no se toman medidas porque las muertes son un continuo goteo, de uno en uno. Pero si todas estas muertes, que llenarían un estadio de fútbol fueran todas a la vez, entonces se vería de otra forma.

Ayer, cuando conmemoraba la no celebración del cumpleaños de mi hija, tres jóvenes morían en un siniestro de tráfico. Tres jóvenes que pasarían a engrosar las estadísticas de los jóvenes que pierden la vida en accidentes de tráfico entre los 5 y los 29 años, siendo esta la primera causa de muerte en este rango de edad.

Sara, Sofía y Bieito, tres jóvenes fallecido, y otros dos gravemente heridos, es el resultado, parece ser,  de exceso de velocidad y quizás inexperiencia. A mí me gusta decir «exceso de juventud».

Cuando comencé a escribir, como mi primera carta abierta a los jóvenes, tenía claro que mi objetivo eran los jóvenes, ellos eran el futuro, y los principales sujetos de esta pandemia. A ellos debía dirigirme.

En muchos momentos he perdido esa esperanza, y a la vez he vuelto a recuperar ese objetivo, en momentos como este, porque me resisto a que sigan sucediendo estas tragedias como algo inevitable.

Creo que es misión de los adultos estar ahí recordándoles los peligros de la carretera.

Habrá que esperar  para saber las causas del siniestro de los jóvenes de Redondela, pero el resultado siempre será el mismo: demasiada juventud para morir.

Cómo pienso en los padres de esos jóvenes y en la vida que les espera a partir de ahora. Y es tan absurdo y triste perder la vida en un siniestro de tráfico.

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Concienciación, Correo sin entregar, Muertes en carretera | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Accidentes de tráfico 2

calas Santiago

«Lo llaman accidente para que los culpables se sientan mejor». Esta es una frase de la película «Una vida por delante», y es así. Solo los que hemos pasado por ello, sabemos cómo te parte la vida un accidente de tráfico. Cómo la palabra accidente le resta importancia a la muerte. Cómo los que matan con un coche, no tienen prisión preventiva y cómo, en muchos casos, huyen del lugar, dan miles de excusas para justificar el hecho, como el que mató a mi hija, el borracho decía que había sido un golpe en cadena, cuando no había más coche que el de él.

Pero la gran mayoría de las muertes que producen los «accidentes de tráfico», no son accidentes, porque ir bebido, drogado, con exceso de velocidad, mirando el teléfono, no es un accidente, es una acción determinada, voluntaria, y sin justificación.

Los que producen esas muertes, y en el mejor de los casos, pagarán por ello con una pena ridícula, no tendrán un cumple sin velas que recordar, un aniversario, una pena que les destrozará por dentro y fuera y les amargará la vida para siempre.

Mañana es el cumpleaños de mi hija. Treinta y cinco años. Pero hoy ha sido el cumple de otro joven, Iván, que también murió atropellado por un indeseable con un historial para haber estado en la cárcel y no en la calle. Y hoy es el aniversario de la muerte de Carlos Parra, causada por Ortega Cano.

Y cada día, cada semana, cada mes, cada año, mueren otros y otros, y así hasta más de mil cada año, solo en España. Sin contar con los que se quedan con secuelas de por vida.

Pero no tiene importancia, solo para los que nos toca. Son muertes sin importancia: «Accidentes»

lazonaranjaaniversario

Mañana no podré besar a mi hija, ni abrazarla, ni ver como se ha convertido en toda una mujer. Cómo me podría haber hecho abuela.

Y yo me muero de dolor.

No me digas que mi hija murió en un accidente. A mi hija la mató un conductor borracho. Y a nosotros nos partió la vida.

Feliz cumple sin velas, querida hija.

cumplehelena

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Quieroconducirquierovivir, Víctimas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Hace Catorce Años

calas Santiago

Hace catorce años era domingo. Acabábamos de llegar del pueblo. Lo primero, poner la lavadora. Al día siguiente, lunes, había que trabajar, y ese fin de semana fuera era un impedimento para las tareas domésticas que habían quedado aparcadas.

Ahora que lo pienso, ni siquiera sé que pasó con la lavadora. ¿La llegué a poner? Y si la puse ¿qué pasó después, siguió lavando, quién tendió esa ropa?

Yo nunca miraba los mensajes de teléfono. Prefería que los vierais papá o tú. Siempre se me olvidaba la clave. Eran sobre las seis y media de la tarde. Quizás las siete, y me extrañó que no estuvieras en casa esperándonos, por eso descolgué el teléfono…y escuché los mensajes.

Nunca más hemos vuelto a tener contestador.

«Le habla la guardia civil de tráfico, si son los familiares de Helena Castillo Zapata, pónganse en contacto con el siguiente número»

Era el 17 de abril. Ese año la semana santa fue en marzo. Nuestra última semana santa feliz, contigo, en un país extraño, diferente, pero en el que te gustaba y te sentías bien. Estudiando, aprendiendo, una experiencia de gran hermano, como decías tú.

Al año siguiente, las noticias de todas las televisiones habrían con tu esquela:

esquela

Esa semana santa había habido 106 víctimas de tráfico. Este año también es semana santa, y puede que más de uno encontrará en su contestador un mensaje como el que yo encontré.

Querida hija: Siempre he tenido interés en que no les pasara a otras madres lo que a mí me pasó. Me costó mucho que mi mensaje llegase, entonces las redes no estaban en las manos de todos y los siniestros viales eran «accidentes de tráfico». Y está costando que la gente cambie la forma de verlo. Pero ahora todo es más fácil. Enseguida aparece una petición change.org, una recogida de firmas virtual, y aparece una nueva ley. Yo no tuve esa suerte, pero no dejé que tu muerte fuera en vano.

Y durante un tiempo, esa lucha me ayudo a sobrevivir. Ahora, ya ni eso.

Y catorce años son pocos, cien años no sería suficientes para apaciguar este dolor.

Un dolor cada vez más interior, más profundo. Ahora ya no se nota nada. Ahora se nos ve felices, alegres, haciendo las cosas normales de nuestra edad. Y cómo no. ¿Qué vamos a hacer, seguir llorando delante de la gente? No, hija. Eso es ya solo nuestro.

Pero año tras año, no solo se acumulan arrugas, también penas, y recuerdos, que con la edad se olvida uno de lo que cenó pero se acuerda de lo que pasó hace catorce años, con todo lujo de detalles.

¡NO, MI HIJA, NO, MI HIJA, NO!

helena

Pues fue que sí. Y aún nos parece un sueño. Sigo sin creerme que un día me arrebataron a mi hija, y que ya nunca te volveré a tener. Y cada día estoy más loca de dolor, pero ahora soy una loca cuerda. Ya casi no se me nota.

TE QUIERO. TE QUEREMOS.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por culpa de un conductor borracho.

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Correo sin entregar, Quieroconducirquierovivir | Etiquetado , , | Deja un comentario

Choques

coche

Todos los que hayamos subido alguna vez a las atracciones de feria llamada “coches choque o coches tope”, nos podemos hacer una idea de cómo es un choque frontal. Y nada que ver con la realidad, porque ni es lo mismo, ni parecida  la velocidad, pista, o el coche. Pero aunque el resultado no tenga nada que ver, la imagen nos sirve.

Y la mayoría de eso que llaman accidentes de tráfico se producen en choque frontales, con el resultado, en su gran mayoría, de muertos, y los vehículos completamente destrozados.

Estos son algunos de los siniestros que se tratan de evitar con la rebaja de velocidad a 90.

Otro tipo de siniestro que produce mortandad es por salida de la vía. Y que yo me niego a admitir como causa, porque para mí no es la causa sino el resultado, porque, ¿qué fue lo que motivo esa salida de vía?

Y luego está la colisión por alcance. Este fue el tipo de siniestro en el que murió mi hija,  aunque este tipo de colisión pareciera que no produce muerte y, normalmente lo que más produce es el cuestionamiento de ¿quién ha sido el culpable?, para resolver el siniestro a nivel de aseguradora. No fue el caso de mi hija porque el causante no produjo un alcance fortuito e inevitable, sino que circulando por una autovía con dos carriles, puso la intermitencia, pero no se cambio de carril, se llevó el coche de mi hija por delante. Su estado de embriaguez no le permitió ver bien, ni realizar el adecuado cálculo de distancias.

Y sí, definitivamente, no puedo escribir, porque cada vez que escribo la frase “vuestro dolor es también el mío”, verdaderamente estoy muriendo de dolor.

Cada día tendría que escribir esa frase, y no una vez, sino varias veces al día. Porque es raro el día que no muere alguien por un choque frontal, especialmente. Y el relato de esos mal llamados accidentes siempre termina con la misma coletilla “Se desconocen las causas que lo han producido”, “La guardia civil está investigando qué lo ha producido.

Pero llevamos una racha que es impresionante. Ya he perdido la cuenta. Y no podría escribir sobre cada siniestro, aunque lo quisiera, aunque lo soportara, como lo hacía antes, porque no tendría tiempo.

Hoy, otro choque frontal. Resultado, tres muertos.

Hace días, otro choque, en una carretera que conozco bien, la A-4, con resultado de dos niñas muertas. Y este siniestro, que me quitó de escribir sobre otro que ya tenía pensado y había ocurrido antes, me tiene pensativa.

Cuando era pequeña y viajaba en la moto de mi padre, era un placer ir por ciertas carreteras bordeadas de árboles. Especialmente recuerdo una de un pueblo de mi tierra. De repente, un día desaparecieron todos los árboles: es para evitar colisiones, me explicó mi padre. Y yo ahora me pregunto ¿y que se espera de una colisión con esos bloques de hormigón que separan las vías de las autovías o autopistas? Eso es más duro que un árbol.

Sí, sí, ya sé que es una forma de evitar que un coche invada el carril contrario y produzca otro siniestro, pero, ¿y ese choque frontal con ese muro cuántas muertes va a producir?

muro

Me llama la atención, o estoy equivocada, que los moteros han luchado y luchan contra las cuchillas asesinas, pero no les he escuchado sobre esos hormigones.

En definitiva, chocar no trae nada más que muerte, y cuando llevamos un volante en las manos lo pensamos poco. Supongo que si lo pensáramos no conduciríamos. Pero tampoco pensamos el dolor y las desgracias que producen los siniestros de tráfico. No te acostumbre a verlo como algo normal.

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madredHelena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Accidentes carretera fin de semana, Concienciación, Muertes en carretera | Etiquetado , | Deja un comentario

A Noventa

Limite_velocidad_90_autovia

El catorce de febrero de 2008, escribí un post titulado «La velocidad mata».  Después, en marzo de 2013, otro titulado,  ¡La velocidad mata!Después he visto estos mismos títulos en campañas de la DGT  y en asociaciones de víctimas. Y ahora, nuevamente, se hace realidad.

Tuvimos un descenso de velocidad pero fue por motivos económicos, para gastar menos gasolina, decían, y por fin, una por motivos humanos: salvar vidas.

Ya sabéis de mi gusto por los eslóganes que salvan vidas, de hecho, el nombre de este blog, de esta página es en sí, un gran eslogan, así que de vez en cuando me gusta que me hagan caso con mis eslóganes, aunque ellos no sepan que me copian.

Algunos pensarán que hay muchas cosas de esta vida que matan, que la propia vida va matando, pero esos son los que no han tenido una pérdida que se podría haber evitado.

El problema que veo, como ya he comentado en otras ocasiones, es el factor costumbre. pero tendremos que acostumbrarnos, unos a ir pendientes de las señales, otros a recibir multas, y los demás, seguiremos con la costumbre de intentar preservar la vida.

Buena medida, estimado director de la DGT. Culpable de la emisión de esta noticia sobre esta madre.

No tenéis razón, los que defendéis a Alemania, ojo que en Alemania es solo en Autopistas donde no hay control de velocidad, y también estoy en desacuerdo con los que pensáis que no es la velocidad la que mata, sino los que no hacen buen uso de ella.pero también doy la razón que esta medida de 90 no va a afectar a muchos puntos negros

Hay muchos que siempre piensan que los que conducen mal son los otros y que ellos siempre controlan. Tampoco tienen razón. Y en mi tierra hay un dicho: Tienes razón pero vas a la cárcel. Quizás todos tenemos un puntito de razón, pero se producen muertes. Así que, acostumbraros a los «noventa»

Por favor, pulsad los enlaces, para entender y saber la historia de este blog que tiene ya catorce años.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Antiguos escritos, Concienciación, D.G.T., Quieroconducirquierovivir, Seguridad Vial, Velocidad | Etiquetado , | Deja un comentario

Catorce finales sin ti

miarbol

Un año más estoy aquí, intentando hacerte este resumen, y cada año digo que va a ser el último, porque ¡cómo cuesta! Pero no sé si es que soy un poco masoca o como dice la canción “no puedo vivir sin ti, no hay manera”, y no hacer este resumen es reconocer que no puedo comunicarme contigo. Ya vendrá muchos años más en los que no habrá nadie que haga este resumen.

Como cada año, hubo muchos que se fueron:

Eran tíos y primos míos, pero ellos también te recordaban y siempre tenían palabras bonitas para tu ausencia. En menos de un año se fue mi tío Vicente, su mujer y su hijo. Ha sido un duro año para “Los Tininis”.

Y como siempre se han marchado cantantes, actores, actrices, pero sobre todo se han marchado mujeres, como el año pasado, mujeres a manos de aquellos que les querían. Pero de eso te hablaré más tarde.

Tus amigos:

Tus amigos siguen con sus vidas, disfrutando de sus hijos e incluso teniendo otros hijos, como en el caso de Sara que ha tenido un niño. Y María, tu compañera de baños en la playa durante algunos veranos, también ha sido mamá.

Hace poco estuvimos en Burgos con tu compañera Sara, joven emprendedora, y con futuro, como tú ya lo presagiabas cuando decías que “era la mejor”.

Tus primos:

Casi todos ya se han emancipado. La vida sigue y es lo normal. Como habría pasado contigo.

La política:

Creo que este año no te voy a hablar de política. Está tan enrarecida, tan mal, que o tienes problemas de libertad de expresión, o tienes problemas de decir cosas políticamente no correctas. Y los términos se han equivocado, confundido, alterado y los que antes eran rojos luchando por la democracia ahora pueden ser tachados de fascistas. Una locura.

La Carretera:

La carretera se sigue cobrando vidas. Como director de la DGT ha vuelto una persona que estuvo cuando tú te fuiste y que hizo muchísimo porque durante su dirección los muertos disminuyeran, y él hizo posible que mi carta abierta a los jóvenes fuera noticia.

Para los que no han sido víctimas, esta vuelta a la DGT es comenzar nuevamente con campañas muy violentas, trágicas, impactantes. Pero no saben ellos que la realidad supera a la ficción. Que la tragedia más grande es la que nos ha pasado. Que solo aquellos que hemos recibido una llamada: “le habla la guardia civil de tráfico…”, solo los que hemos recibido esa llamada, sabemos lo que es la realidad.

Yo estoy un poco apartada de la lucha. Los médicos y tu padre, intentan separarme de lo que durante mucho tiempo me ha dado la vida y me la ha quitado a la vez. Escribo menos, y he disminuido mis charlas, pero no va a ser fácil  quitarme totalmente de esta lucha. Por ti y por las futuras madres sin hijos.

Las mujeres:

Este capítulo es nuevo este año, pero es que el 2018 ha sido el año de las mujeres. Para lo bueno y para lo malo. Desgraciadamente para lo malo.

¿Recuerdas cuando papá decía que el mundo sería de las mujeres? Y yo siempre vivía con miedo de que algún hombre pudiera hacerte algo por tu belleza y tu simpatía. Nunca pensé o tuve miedo relacionado con el tráfico, sabía que tú eras buena conductora, eran otros mis miedos, como toda la vida han tenido las madres. Bueno pues este año las mujeres han sido las protagonistas, han dicho basta ya al predominio del abuso machista. Las mujeres han dicho estoy aquí y el día de la mujer, en marzo, salieron a la calle. Colgamos el delantal. Y comenzó un grito: NO, ES NO.

49584234_2206331406247856_4240675374620475392_n

Porque ha sido un año donde se han disparado las violaciones, y el asesinato de mujeres. A las que han muerto a manos de sus parejas o ex parejas, han seguido las que han sido asesinadas por hombres solo por el deseo de abusar de ellas. Todas mujeres guapas, con estudios, simpáticas, con futuro, con sueños. Y han sido asesinadas de forma violenta y brutal.

Y la muerte es siempre muerte, para los padres el mismo dolor, el mismo resultado, pero el sufrimiento para la propia víctima no es el mismo.

También han muerto niños a manos de mujeres. El caso más famoso fue el de Gabriel. Pero ese ya sé que lo conoces, porque tú misma me hiciste saber que ya estaba contigo.

Y es que la maldad en este mundo sigue existiendo, y las leyes siguen siendo demasiado beneficiosas para estos monstruos.

La música:

Y como todos los años,  te quiero contar también algo de música, eso que tanto nos gustaba.

Este año ha seguido siendo moda la música latina. Pero este año, la canción y la cantante revelación es Rosalía. Hace una mezcla de flamenquito y rap y ha ganado dos premios Grammy. Y el título de su canción va mucho con nuestro estado: Malamente.

Sí, porque nosotros estamos bien. Envejeciendo. Esa vejez prematura que tenemos desde hace 13 años. Salimos, entramos, reímos, casi somos normales, felices. Viajamos, disfrutamos, vivimos, pero….malamente.

Querida hija, seguimos echándote en falta. Hacemos camino, por ti, pero sin ti. Y eso es lo más duro, que hacemos cosas que sabemos que a ti te gustarían, pero que tú nunca las verás o harás.

Te quiero, te queremos, lo que nos quede de vida. Nuestro único pensamiento, día y noche. Por siempre.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Publicado en Correo sin entregar, Sentimientos, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los jóvenes de Jódar

lazodiamundial

Cuando casi seguía inmersa en la resaca de la conmemoración del día de las víctimas de tráfico, la muerte de cuatro jóvenes de Jódar, me ha sacado de mi mundo irreal y me ha puesto, nuevamente, en la triste realidad de los siniestros de tráfico.

Ver las caras de esos nuevos padres, rotos de dolor, me ha traído el recuerdo de tristes días, y de repente, toda mi euforia porque cada vez aparece el lazo naranja de las víctimas en más sitios,

46486198_2137623909602910_9075970099285852160_n

Ayuntamiento de Valencia

ConcienciaciónSiniestrosViales12112018_1

Ayuntamiento de Roquetas de Mar. Almeria.

46413072_196418397929637_1450635563685117952_n

Policía local de Alcobendas. Madrid

Porque el manifiesto de los niños se ha leído en muchos lugares. Alcobendas, Algeciras, Rota, Cantabria,

Pequeñas cosas que me ayudan a engañar mi triste vida, la euforia, repito, ha desaparecido, y me he dicho, seguimos igual, no hemos conseguido nada.

Aún se desconocen las causas por las que estos cuatro jóvenes: Loren, Sebastián, Lucia y Maria del Mar, han perdido la vida en una carretera. La lluvia, la velocidad…yo siempre lo llamo, demasiada juventud.

Aunque ya ha habido otra ocasiones parecidas en las que  no toda la culpa ha sido de la lluvia o la inexperiencia,  sino que la carretera también ha influido.

Pero sea lo que sea, el resultado es cuatro vidas perdidas y tres familias rotas.

Queridos padres, vuestro dolor es el mío. Yo también pasé por ello y sé lo que os espera. Y sí, hay algo peor que perder a un hijo. Perder a dos. Un fuerte abrazo.

cada 25 segundos muere una persona en el mundo, en siniestro de tráfico

– En 2017 murieron 1830 personas.

-En lo que va de año 1043 personas han muerto (aquí no están estos cuatro jóvenes)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

Publicado en Concienciación, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Víctimas | Deja un comentario