Un bebé de diez meses muere en un siniestro de tráfico

calas Santiago

Un bebé de diez meses muere, y su hermano de siete años resulta herido, en un siniestro de tráfico en Gerindote, Toledo. Parece ser, que la madre conducía bajo los efectos del alcohol y la cocaína. Esta es la información facilitada por periódicos y autoridades.

Lo único que difiere es el titular, porque en todos los medios aparece “muere en accidente de tráfico”. Sigo sin entender cómo la palabra siniestro solo se utiliza para el coche, para algo material. Todos ya conocéis mi lucha para que se utilice el término “siniestro” en lugar de “accidente”, máxime cuando hay resultado de muerte.

Si se confirman con los contraanálisis que la madre conducía con alcohol y otras drogas (alcohol doble del permitido, en primera prueba de aire expirado, y cocaína en test de drogas), y que esta ha sido la verdadera causa del siniestro, no es un accidente, porque se pudo evitar.

Parece ser, también, que los sistemas de seguridad de los niños, no eran los más adecuados. Un elemento más a tener en cuenta.

Alguna publicación profundiza más en explicaciones sobre esta madre. Yo no quiero pronunciarme sobre ello hasta que no se confirmen las verdaderas causas que, de momento, son tan evidentes.

Si es una madre, ya tiene suficiente condena. Sobrevivir a un hijo crea un sentimiento de culpabilidad, que se sumaría al verdadero. Perder a un hijo te condena de por vida. Convertirte en “Madres sin hijos”, porque aunque tenga otro, siempre serás una “madre sin hijos”, te descoloca para toda la vida.

Perder un hijo te puede hacer mejor persona, o no. Si esta mujer tenía algún problema de adicción, no quiero pensar que puede suceder.

Pero mi pensamiento, sobre todo, está con ese pequeño bebé, Carlos Omar. Otra víctima inocente. Muy probablemente, otro que murió por el alcohol que otro tomó.

Y me desangraré en el intento,

viviré rota

por el resto de mi vida

procurando que

tú no seas el bebedor pasivo (Flor, madre de Helena)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Publicado en Alcohol, Concienciación, Drogas, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , | Deja un comentario

El policía educador

18194946_1706996319609106_3328763441447792674_n

Dicen que no hay nada más inútil que leer un periódico del día anterior.  Entonces este escrito es doblemente inútil porque hace referencia a una noticia de hace unos cuantos días, pero esta madre, con espíritu de reportera, no ha podido antes.

Los pasado día 27 y 28 de Abril, tuvo lugar el Primer Congreso Iberoamericano de Policías para la Seguridad y Educación Vial en Puente Genil. Dos días intensos, de intercambio de experiencias, entre policías e implicados en la seguridad vial, de América y España.

Buenas prácticas, experiencias, ejemplos y demostraciones, que dieron a las jornadas un ritmo, a veces, difícil de seguir por la intensidad. Y todo ello en el marco de este pueblo andaluz, para muchos famosos por el “dulce de membrillo”, pero que a partir de ahora, también lo será por haber sabido organizar este primer encuentro en España. Y que espero no se quede en el primero, y pueda seguir en un segundo, un tercero, etc.

Hubo muchas personalidades del mundo de la administración: Junta de Andalucía, Gobierno Regional, Gobierno del País, Fiscalía General del Estado, Fiscal de la Seguridad Vial, D.G.T., … Personas que normalmente aparecen en la inauguración y desaparecen (he de decir que no fue el caso de algunos, y como en el caso de la Fiscal Delegada de Seguridad Vial de Córdoba, que se mantuvo durante todas las jornadas).

Alcalde, alcaldes, personalidades de Sudamérica, empresas, pedagogos, psicólogos, ponentes de aquí y de allá…

Pero yo, si he de destacar a alguien es a los policías educadores. La mayoría, pertenecientes a la asociación Atesvan de Andalucía, y otros integrantes de otras asociaciones, también policías educadores, y todo ellos pertenecientes a la federación FETEVI.

18268283_10202981663698615_1856503705718180677_n

Algunos, además de policías, son músicos, cantantes, actores, titiriteros. Cualquier cosa sirve para enseñar y captar la atención del niño, y ellos lo consiguen.

Y como resumen yo diría que una vez más se puso de manifiesto la importancia de la enseñanza de la seguridad vial, de la educación vial, del trabajo de tantos y tantos policías, sin estrellas ni galones, y a veces, hasta sin uniforme, a los niños en edad temprana, y a otros más mayores.

No es la primera vez que conozco la labor de estos policías. No es la primera vez que les animo a que la sigan ejerciendo, porque un niño educado es un futuro conductor concienciado, pero es un trabajo inmenso, fuerzas dispersas, la gran mayoría en forma altruista y desinteresada, que se debiera agrupar y aunar. Y esto no será posible mientras que la seguridad vial no sea una asignatura obligatoria en toda la edad escolar.

Estos policías educadores tienen que luchar, a veces, contra los propios jefes o el político de turno. Y si la buena voluntad del político de turno y su grado de concienciación coincide con la del policía educador, entonces se puede dar un congreso como este de Puente Genil.

Y puesto que en esta ocasión, además, nos han dado voz a las víctimas (incluso un emotivo homenaje a las víctimas), yo quiero hacerles una petición a todos estos educadores.

Hace ya algunos años os pedí que no dejaseis de hacer esta labor con los niños. Que no os importara que fuera de forma altruista, que la recompensa sería grande. Hoy os digo: Como asociación de policías por la educación y la seguridad vial, ayudadnos a conseguir que la enseñanza de la seguridad vial, que la educación vial, sea obligatoria.

Que el ministerio de Educación facilite planes específicos para su enseñanza y que exista la figura del policía educador de forma oficial y protocolarizada, y siendo una enseñanza más, la educación vial tenga la importancia que se merece.

La seguridad vial es cuestión de todos. La educación también es consecuencia de las actuaciones de todos, porque el ejemplo es también enseñanza, y la enseñanza educa.

Vosotros hacéis mucho por la disminución de víctimas: primero enseñando a los niños, después, corrigiendo a los no tan niños, y, por desgracia, cuando ya se ha producido el siniestro, haciendo bien vuestro trabajo: un buen atestado es el primer paso para  encontrar algo de justicia.

Mi agradecimiento a la corporación municipal de Puente Genil por todas las atenciones. Espero que vuestra implicación perdure en el tiempo y en el ejemplo y este no sea el primero y el único congreso.

Y a todos los que han cruzado el mar para llegar hasta aquí.

Gracias, Rafael Ruiz Estepa y Concepción Ruiz Montero, artífices de este encuentro. A Manuel Márquez Muñoz, maestro de ceremonia. Alcalde de Puente Genil, siempre es bueno tomar el liderazgo, especialmente si es en tema de educación. Muchas gracias.

Y gracias a todos los que me enseñaron algo.

18221775_10210324603465980_6833822236923932317_n

Y como dijo Franklin, “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. Y por eso las víctimas decimos: Todos comprometido e implicados con la seguridad vial.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, “una voz más de las víctimas”

Publicado en Convocatoria/Celebración, Noticias, Noticias Seguridad Vial Sudamércia, Reflexiones, Seguridad Vial | Etiquetado , , | 6 comentarios

Doce años

lazonaranjaaniversarioDoce años intentando realizar un esquela viviente, perenne, es demasiado. Ya no tengo palabras. Ni casi lágrimas. Solo tengo dolor, ausencia, pena, malestar, añoranza, rabia.

esquela

Hace doce años, alguien me dijo que tenía que ir al psicólogo porque si no esto se podía hacer crónico. Estuve yendo durante cuatro años, pero…

¡Cómo no se va a hacer crónico! Perder un hijo no es cualquier cosa.

Sí, lo siento, me quedé colgada. Puede que tarada, loca, tonta… ¿Y tú, cómo estarías?

Te quiero, vida mía.

helena

 

Silencios

No son palabras lo que busco,

ni gestos,

 ni sonrisas.

Es solo silencio.

 Ese único instante

preciso,

exacto

eterno.

Tú y yo

escuchando

el estruendoso eco

del mutismo,

acompasado por los acordes,

de la mudez.

 La paz que me desasosiega,

me inquieta y

provoca

intentando comprender

tus ahogadas ausencias.

Sin permiso. Nieves Gallardo Cañaveras.

cala

Querida hija, el vacío sigue siendo inmenso, eterno, enfermo. Te amo y te amaré hasta el fin de mis días, hasta que pierda la memoria, porque la cabeza ya la perdí.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

 

Publicado en Alcohol, Aniversario/Conmemoración, Correo sin entregar, Duelo, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , , , , | 7 comentarios

Carta a los que conducen con alcohol

lazonaranjaaniversario

A veces, solo se me ocurre paliar mi dolor, escupir mi rabia, apedreando con mis cartas. Muchas de ellas son “correo sin entregar”. La gran mayoría, cartas al director, de algún periódico.

Hace unos días, me hicieron llegar un escrito publicado en uno de esos periódicos, sobre alguien que había matado a un hombre, por conducir borracho. Ahora se dedica a redimirse, dando charlas en colegios.

Este es el enlace, pulsa sobre él y podrás leerlo. En primera persona se llama la sección, y lo firma un tal JOSE L. Es un texto redactado por Álvaro Llorca, a partir de la entrevista con Jose L., por supuesto nombre ficticio.

Creo que Jose L. es la misma persona con la que coincidí en una charla que di  a los empleados de una empresa petrolera. Por supuesto, nadie me advirtió de que íbamos a coincidir, y mi enfado fue mayúsculo.

Entiendo que él esté intentando cumplir su condena de esta forma, pero las muertes que produce el alcohol no se pueden redimir con tan solo unos meses de cárcel y unas charlas. Alguna vez leí que cuando se rompe un plato, por mucho que digas lo siento, el plato está roto, no se vuelve a recomponer.

En mi arrebato, envié una de mis cartas al director. Por supuesto, esa carta fue resumida y no se hace referencia al artículo que la motivo. Tampoco se ha respetado el título. Pero bueno, lo doy por válido si con ello, alguien que lo haya leído, se ha concienciado.

“Pensaba que el único problema de conducir borracho eran los alcoholímetros”, dice el entrevistado. A estas alturas, nadie puede hacer este comentario, menos una persona joven, que está más que bombardeada de cuál es el riesgo de conducir con alcohol.

esquela

Lo siento, acepto Resiliencia  como la capacidad que he desarrollado de sacar de mi dolor fuerza para concienciar sobre los peligros de conducir con alcohol , otras drogas, o sin la debida responsabilidad, pero la Justicia Restaurativa no la entiendo en casos como este. Igual que a mí, supongo que a sus víctimas no les consuela su pesar, ni su penitencia. Ni su arrepentimiento. Es tan grande el dolor que siento, mi vida puesta del revés, mi deteriorado estado de salud, la ausencia de mi hija, que nada que pudiera hacer el que mató a mi hija (que no es este individuo) me consolaría.

Por eso, aunque la carta que han publicado, no es totalmente la que escribí, la doy por buena.

Esta es la carta, pulsa sobre ella para leerlo: “Conducir bajo los efectos del alcohol” Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

helena

 

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

 

Publicado en Alcohol, Cartas al director, Concienciación, Correo sin entregar, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Las esquelas a Elenita

Sobre el mensaje de las esquelas… seguir leyendo

esquela

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Correo sin entregar | Etiquetado , | Deja un comentario

Un País en la Botella

16425847_10209574605556501_1593332299785953827_n

La publicación de mi carta “Un país en la botella”, y el artículo que me sirvió de inspiración: “Botellón a los 13. La quedada infernal”. Agradecida por su publicación.

LA CARTA DE LA SEMANA 5.02.2017

Un país en la botella.

Decía mi madre que, cuando era mocita, algunos mozos se emborrachaban con vino y terminaban la noche rondando el balcón de alguna muchacha. Cuando yo era jovencita, las chicas debían estar en casa a las 10 y beber, poco. Cuando tuve a mi hija, ya estaba de moda salir por las noches, y pensé que no duraría. Cuando mi hija era una adolescente, no me preocuparon el alcohol ni las drogas, porque nunca dio muestras de que le gustasen; al revés, tuvo algún encontronazo con compañeros que bebían. Cuando un conductor borracho mató a mi hija, puse todo mi dolor y locura en concienciar y tratar de cambiar la costumbre de conducir bebidos. Me entusiasmé con la idea de que, en los colegios, los niños empezaban a aprender seguridad vial. Ahora, me pregunto. de qué sirve hacerlo si a los 13 años tomarán como costumbre emborracharse y nadie hará nada por evitarlo? Sí, siempre se ha bebido, pero nunca a tan temprana edad, de modo tan permisivo y con resultados tan escalofriantes. Ahora, me preocupan tus hijos, porque yo ya no tengo. Flor Zapata Ruiz (Correo electrónico)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Alcohol, Cartas al director, Literatura, Reflexiones, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Carta a Eva P.D. (La joven que condujo en sentido contrario, con alcohol y sin una rueda por la AP-7, el 20 de Noviembre.

diavictimas

Querida Eva (tómalo como quieras):

Hace casi doce años, perdí a mi única hija por culpa de un conductor borracho, que quiso adelantarla en una autovía, y ni la vio, dado en el estado en el que conducía. Mi hija ahora tendría casi 33 años, pero cuando era pequeña, un día, también en una autovía, nos pasó un coche, sin una rueda, saltando chispas, con un conductor con cara de llevar mucho alcohol encima.

Mi hija, avisó a su padre: ¡papá, papá, va sin rueda! Su padre que ya había observado el estado en el que iba el conductor, retuvo el coche haciéndose más a la derecha, y le contestó, “sí hija, sí, ya lo he visto. Ese hombre va borracho”.

Por entonces, no existían los móviles, o nosotros no los teníamos. No podías hacer nada más que esperar a tener un poco de suerte y encontrar un agente de la guardia civil y ponerle en sobre aviso. Mi hija se quedó muy preocupada por el hecho, y no se le olvidó en mucho tiempo.

Hoy, mi hija está bajo tierra, y tú te has salvado de una condena de cuatro años de prisión, 18.000 euros y 8 años sin derecho a conducir vehículos a motor. A cambio, has llegado a un acuerdo con la fiscalía, para no ir a la cárcel, con una condena de dos años, seis años de retirada de carnet, y una multa de 3.600 euros. Y por si esto no era beneficioso, esta pena se suspende durante cinco años, si en este tiempo no reincides y realizas un curso de seguridad vial.

Comparado con la pena que recibió mi hija, que no tuvo ninguna culpa, y la condena que arrastramos nosotros, a ti no te ha pasado nada. Afortunadamente, tampoco a los que pusiste en peligro durante esos 30 kilómetros que recorriste en sentido contrario. Y tú eres muy afortunada, especialmente porque no has perdido la vida.

Mientras que conducir con alcohol, y poniendo en peligro la vida de otras personas, tenga tan poca repercusión y castigo, esto seguirá pasando. Y la vida de otras muchas Helenas, se perderán por el alcohol que otros toman.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por culpa de un conductor borracho.

11 de enero de 2017

Publicado en Alcohol, Concienciación, Correo sin entregar, Kamikaze, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

Días de cifras

 

calaCasi es insoportable ese baile de cifras, anónimas, frías y siempre con el mismo soniquete “menos que el año pasado”. No nos damos cuenta de que los muertos siempre suman, y para los familiares son siempre más, nunca menos.

Y por si era poco ese recuento de fin de año, o de inicio de año, estos días se acumulan las noticias. Las malas, claro. En solo nueve días de este nuevo año, no dejamos de conocer cómo algunos mal nacidos siguen quitando vidas inocentes.

Pobre ese bebé que se ha quedado sin madre porque un indeseable se ha pasado varios semáforos a toda pastilla.

Y es que matar con un coche se está generalizando, que hasta los actos terroristas lo están copiando, haciendo cierto eso de que un coche puede ser un arma.

No entiendo este mundo.

Víctimas mortales del año 2016 (no definitivas) 1.160

Víctimas hospitalizadas  en siniestros con víctimas mortales 5.067

Víctimas de estas navidades  34 personas.

Pero sabremos poco sobre un bebé con 11 mese que ha muerto en Álava, o sobre un joven de 24 años y una chica de 18  que han muerto  en la M-113,  o  un hombre cerca de Tabernas, Almería, como consecuencia de un choque. Y por qué un joven mató a una mujer en Almería, y su marido está grave y se dió a la fuga. Y a cuántos podría haber matado el kamikaze del la A-92, si no llega a ser detenido gracias al coche patrulla de la guardia civil en Guadix.

Alguien dijo algo así como de qué sirve lo que hacen los hombres si en un segundo se puede perder.  Pero yo quiero pensar en esta otra frase del libro “El atlas de las nubes” de David Mitchell:

“¡Y cuando exhales el último suspiro, solo entonces te darás cuenta de que tu vida no ha sido más que una minúscula gota en el océano infinito! Y sin embargo ¿qué es un océano sino una multitud de gotas?”

Ese es mi intento: ser una gota.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Publicado en Concienciación, Quieroconducirquierovivir, Reflexiones, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Otro Final de Año sin Ti

helenamariajesus

Otro final de año sin ti. Y ya van doce. Cada año me cuesta más hacer este resumen, y hay quien me dice que para qué me esfuerzo si todo lo que te cuento tú ya lo sabes. Ojalá pudiera yo tener esa seguridad.

Empezaremos:

La familia

La familia bien. Los siguientes en línea de salida somos nosotros, así que este año ha sido tranquilo. Los primos siguen adelante. Unos estudiando, otros trabajando y otros estudiando y trabajando.

Los amigos

Los amigos siguen aumentando su familia. He sabido de Lara. Sí, Lara, y ya es también mamá, tienen un pequeño de diez meses. Sara, la vecina, tuvo una pequeña. Núria, de la urbanización tiene ya un niño. Lucia, ha tenido su segundo bebé. Los “huesitos”, también han sido papas. David un niño y Dani se ha estrenado con un niño. Y para el año que viene habrá algunos más. Es la vida.

Cantantes

Como te digo todos los años, cada vez sé menos. Este año lo que ha tenido es que se nos han marchado muchos (David Bowie, Prince, George Michael, Maurice White, que era más mío que tuyo, pero que te llegaba por su música), y los nuevos que van surgiendo es que no me sé sus nombres.

Política

La política este año ha sido un verdadero desastre. Hemos pasado un año sin gobierno, y la verdad es que no se ha notado nada, casi hemos estado mejor, porque mientras no nos han quitado nada. Y siguen apareciendo corruptos.

Otras noticias

La peor palabra sigue siendo “refugiado” y la peor noticia víctimas de terrorismo. Sigo sin entender las guerras, que producen esos desplazados y refugiados, y como se puede matar en nombre de un dios.

También fue noticia que murió Fidel Castro, para unos un dictador, para otros un salvador. Y murió la princesa Leia, la de Star Wars.

Y fue noticia que el país más poderoso del mundo va a tener el presidente más rico del mundo, y no se consiguió que una mujer fuera la primera mujer presidente. El mundo sigue caminando hacia la locura.

Seguridad Vial

Han comenzado a aumentar las víctimas. Este año ya llevamos más que el año pasado, y aún no ha terminado el año.

Este año, por fin,  se conmemoró el día de las víctimas de tráfico en Alcobendas. Y como tu madre se mete en todos los charcos, dos niños leyeron un manifiesto que yo había elaborado. Fue muy emotivo. Y seguimos pidiendo lo mismo de todos los años, porque no es mucho lo que se avanza.

Este año no tengo muchas ganas de contarte cosas, ya no me sirve ni esto. Cada día tengo menos cosas donde agarrarme, o menos ganas de salvarme. Por lo único que no pasa el tiempo es para hacernos a la idea. A mí me sigue pareciendo imposible. Sigo sin creer que nos haya pasado esto, que tú no estés ni vayas estar nunca más. Y cada día me cuesta más escribir, porque cada día me duele más llorar.

Este año esta es mi canción:

“…Que tengo el corazón en carne viva
Que yo no sé olvidar, como ella olvida
Que estoy desconcertado
Que no se dar ni un paso
Sin ella, sin ella

Que tengo el corazón en carne viva
Que yo podría morir, que estoy sin vida
Que nada me interesa
Que todo en mi es tristeza
Sin ella, sin ella…”

Y este el vídeo que he escogido para ti. Seguro que te gusta. Sí, este chico es Justin Timberlake. No sé si llegaste a conocerle, pero seguro que te gustaría bailar esta canción. Sigue bailando, hija mía.

Mi querida Helena, ¿cómo se puede seguir viviendo? ¿Cómo se puede soportar esta crueldad? Y yo dando consejos y ánimos a través de mis cuentos, escribiendo cosas que no me creo. Quizás sea eso lo que hacen los escritores.

Mi querida hija, te queremos, te añoramos, te necesitamos más que nunca.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Correo sin entregar, Duelo | Etiquetado , | Deja un comentario

La Navidad en el País del Rey Melenao

portadanavidad

-¡Venid, venid! ¡Corred! ¡Ya ha empezado!

Diego, el guardián del ventanal, saltaba con los brazos extendido. Parecía que se había vuelto loco. Todos corrieron hasta el ventanal y miraron en dirección donde el osito Diego marcaba con su pata. Un ¡Oh! prolongado, con diversos matices, pero emitido a la misma vez, se escucho.

diego

(El osito Diego. El guardián del ventanal)

El hada Helena, dejó lo que estaba haciendo y se unió al grupo, entonces pudo ver lo que tenía tan alborotado a Diego y que el resto observaba con tanta atención.

-¡Ah, se trata de eso! –dijo el hada.

La visión a través del ventanal era nítida. Las calles estaban muy iluminadas, y abarrotadas de personas que caminaban con paquete de colores, algunos con grandes lazos.

-¡Es la Navidad! -dijo por fin Diego-.  A mí me encanta la Navidad.

-Y a mí –dijo Julia-. Y a mí – acompañó Adrián-. -¿Quiere decir que queréis celebrar la Navidad? –preguntó Helena.

-Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii – nuevamente un coro de infantiles voces.

¡Y yo, y yo! Yo quiero celebrar la Navidad -dijo Alejandro.

-Está bien, veré si podemos montar una Navidad.

Y dirigiéndose al trono del rey león, preguntó a este -¿Podemos celebrar la Navidad?

-¿Me estás pidiendo permiso para celebrar la Navidad? Eso no es problema. Lo que sí va a ser un problema es montar una Navidad en este país.

-Ese no es problema para un hada, -dijo Helena. –Lo que estoy pidiendo es un poco de tu magia.

-Necesitarás luces, guirnaldas, lazos, y regalos, muchos regalos. Y los peques no te podrán ayudar a poner los adornos, son demasiados pequeños.

-No importa, utilizaré a los mayores. Edu, Guille, Christian, Sergio, Juan José, Manuel, Raúl, Uge, Carlos, y otros tantos, estarán encantados de ayudar y de darles gusto a los pequeños. Además, muchos de ellos son ya tíos o padres y les vendrá bien, se harán la idea de que lo están haciendo en sus casas.

-¿Tú crees que ellos quieren celebrar la Navidad? Ellos son ángeles, no son pequeños animales.

-Creo que a todos ellos les encantaba celebrar la Navidad, y les gustaría poder seguir haciéndolo.

-¿Y tú?

hadahelenaamp

(El hada Helena)

-¿Yo? -Tardó un poco en contestar, y con tono bastante triste dijo -A mí me encantaba celebrar la Navidad. Me gustaba poner el belén. Me gustaba arreglarme para la Noche Buena y más aún para la noche de Fin de Año. Y disfrutaba bailando con mi madre. Y a ella también le gustaba. Pienso que los pequeños han tenido una buena idea. Quizás nuestra energía y alegría les llegue a nuestros seres queridos y dejen de estar tristes y vuelvan a recuperar estas fiestas, aunque nunca serán como antes.

-Si lo tienes así de claro, en marcha –dijo el rey Melenao.

Y el hada Helena se dispuso a comenzar los preparativos. Al día siguiente, el hada reunió a Julia, Diego, Alejandro, Adrián, Alex, Ibai, y Juan, y les preguntó.

-¿Qué era lo que más os gustaba de la Navidad?

Todos se atropellaban por contestas –Un momento, un momento, de uno en uno. Empecemos por Diego. ¿Qué era lo que más te gustaba?

-Poner el árbol. Me volvía loco.

– A mí  los Reyes Magos –dijo Julia.

elcolumpio-de-julia

(El columpio de Julia)

– A mí las luces, y los caramelos del día de la cabalgata –comentó Adrián.

 

-A mí me encantaba poner el belén –dijo Helena-. Un belén muy antiguo que comenzó a formar mi mamá cuando ella era una niña. Montaremos un árbol lleno de luces y cada uno podrá colgar,  el regalo que le gustaría poder entregar a sus padres o a sus hermanos. Vendrán a ayudarnos los ángeles. Ellos son altos y podrán ayudarnos a llegar a los lugares que vosotros no llegáis. Ellos también podrán un regalo.

Todos jalearon la idea y comenzaron a pensar que regalo pondrían. Los ángeles también aceptaron la idea con agrado, y comenzaron su labor.

En unas pocas horas, todo estaba lleno de guirnaldas, luces, lazos, y estrellas. Quedaron en que el día de Nochebuena, cada uno traería su caja de regalo para dejar junto al árbol. Ese día,  muy temprano, comenzaron a poner esos regalos. El hada les había pedido que cada uno tendría que explicar para quién era su regalo y de qué se trataba.

La primera en hacerlo fue la pequeña Julia. Ya no era tan pequeña. Había crecido y sabía que tenía un hermanito que ella no llegó a conocer, pero del que se encargaba de cuidar cada vez que tenía que cruzar una calle. Julia traía una caja, no muy grande, con un lazo rojo, casi más grande que la caja. Cuando el hada le preguntó que para quién era el regalo, Julia dijo, -el regalo es para mi hermanito Antonio. Esta caja está llena de recuerdos. Momentos que él no llegó a conocer, pero que con esta caja,  yo le transmito para que siempre me tenga presente.

1280652084

-Ahora, el mío, dijo Diego. Mi caja está llena de algo que nunca se gasta. Son besos.. Cada Navidad, los besos volarán y se posarán en la cara de mi madre, padre y mi hermano.

– Mi caja está llena de caramelos -dijo Adrián-. Ahora, además de mi hermanita,  tengo dos hermanos más, y no estoy para recoger los caramelos de los reyes Magos. Cada Navidad, esta caja estará llena de caramelos para ellos.

-Ahora me toca a mí -dijo Edu. Yo voy a dejar de ser el tito Edu, para convertirme en algo así como un tío abuelo. Mi caja esta llena de plumas. Estas plumas quiero que le den mucho calor a ese nuevo ser que va a nacer, hijo de mi sobrina.

11

(Pluma del ángel Edu)

-Yo tengo dos preciosos sobrinos –dijo Christian. Mi caja es para ellos. Cada Navidad encontrarán una caja como esta en el árbol y en ella habrá siempre algo que les hará feliz.

prezent

-Pues, yo también tengo ya dos sobrinos -dijo Manuel. Mi caja contiene los recuerdos que guardo de mi hermana. Y ella los compartirá con ellos, cada Navidad.

-Yo quiero regalarle a mi hijita toda la felicidad del mundo, y esta caja te llena de sentimientos de bienestar -dijo Uge.

cajas-regalo

-Pues yo quiero compartir con mis hermanos esto. –Alejandro abrió su caja asomando lo siguiente:

alejandro

(De Alejandro)

Y así, uno a uno, todos fueron poniendo su caja de regalo junto al árbol, comentando su deseo.

machovka_christmas_1

-¿Y tú, Helena? – preguntó Diego.

-¿Yo? Pues, yo, no voy a poner ninguna caja. –Y golpeando con su varita mágica,  el árbol se llenó de brillantes mariposas. Luego, sopló fuertemente, y las mariposas comenzaron a volar.

mariposasdeluz

-Estas mariposas llegarán hasta mi casa,  para que mis padres estén un poquito más alegres, en estas fechas.

Ibai, Omar, Jordi, lola, Álvaro, Cristina, Jordi, Sergio, Carla, Juan José, Rubén, Ana, Raúl, Alan, Adrián…., se sumaron  con más regalos. Y así lo hicieron otros, y fueron tantos que desde el día de Nochebuena, y  hasta el día de reyes, no dejaron de pasar por ese árbol tan mágico, depositando cajas con deseos para sus seres queridos.

arbolmagico

 

(El árbol mágico)

Y cuando todos  los animalitos del País del rey Melenao, junto con todos los ángeles y estrellas del País Infinito depositaron sus cajas, llegó el rey Melenao, con su larga melena, con su porte majestuoso y de autoridad,  y dijo así:

-Yo voy a unir un regalo más a este maravilloso árbol. Cada una de esas cajas que habéis depositado, portará un ingrediente mágico. Por la autoridad que me concede mi cargo, a partir de ahora, vuestras familias comenzarán a ver la navidad con otros ojos. Las vivirán y  pasarán con menos tristeza, y ya no serán tan terribles, porque se habrán dado cuenta que vosotros estáis entre ello, celebrándolas.

Y colorín colorado, este cuento de Navidad, se ha terminado.

Feliz Navidad desde el País del Rey Melenao.

Flor Zapata Ruiz, madre del hada Helena.

Diciembre 2016

Notas de la autora:

Ángeles, duendes, estrellas, hadas y princesas que han dejado una caja para sus seres queridos en este árbol mágico:

Los pequeños, Julia, Irina, Ana María, Diego, Adrián, Alejandro, Alex, Ibai, en su gran mayoría,  integrantes de la fauna del País del Rey Melenao.

Y:

-Alan, Agustín, Alejandro, Adrián, Ariel, Angélica, Álvaro, Albert, Ainhoa, Adriana, Alberto, Anais, Aday, Alfonso, Alberto, Alex, Anna, Ana, Ángela, Ángel, Ainhoa, Amaia, Allison, Anibal, Antonio Guillermo, Ángel Steven, Arturo,

– Beatriz, Bárbara, Brenda, Brian, Belén,

-Christopher, Cristóbal, Cristina, Cecilia, Carlos, Carla, Carol, Christian,Carol,

-Dani, Diego, Daniel, David, Didac, David, Danna,

-Edu, Eugenio, Edgarito, Enrique, Emanuel, Enaitz, Estibaliz, Esaú, Edgar,

-Fernando, Fernando Andrés, Fabían,   

-Guille, Garazi, Gabriel, Gladys, Gastón, Gregorio, Gabriela, Gerardo,  

-Hugo, Helena,

.Iván, Ismael, Iago, Ignacio, Iker, Israel, Iñaki, Ignasi,

-José, Julián, José Ramón, Juan, Jesús, Jordi, Jorge, Javi, José Miguel, Juan Ramón, Josué, Juan José, José Vicente (Boti), Jokin, José Antonio, Judith, Javier, Joao,  Javier Andrés, José Enrique, Juan David,Javier, John Alejandro, José Fráncico, Jonathan, John, Jordán, Jana, Jesús Enrique,

-Kiara,Kevin, Katia,

-Laura, Lola, Lourdes, Leonela, Lucia, Luis Mariano, lorenzo, Luis Ariel, Lorenzo Andrés, Luis Gustavo,

-Michail, Manolo, Miriam, Maider,Miguel Ángel,  María, Manuel Alejandro, Mijail, Marcos, Moises, Manuel, Mario, Mila, María Teresa, María Julissa,  Matias, Michel Alexis, Miguel, Marina, María Cristina, Miguel Carlos,

-Nadia, Nacho, Naira, Noemí, Nicolas, Néstor, Noelia,  Nerea,

-Omar, Osvaldo,

-Paula, Paolo, Petra, Pipo, Paco, Pedro, Pau, Paquito,

-Rocío, Regis, Rodrigo, Raúl, Richar, Rafael, Reymond, Ru, Reyes, Richard, Roberto, Renzo, Roly,

-Sandra, Sonia, Santi, Silvana, Susy, Santiago, Samuel, Scarlett, Sergio, Salvador, Susanna,

-Tovías,

-Vero,  Verónica, Vera,

-Yisela, Yared, Yamiles

-Zeus, Zianny,

Y algun otro que se me habrá escapado, pero que seguro dejó su caja.

*Melenao es un león de larga melena, que reina “el País Melenao”, rodeados de pequeños animales y con la ayuda de un hada, mariposa, a veces,  joven con alas y larga melena, otras, que se llama Helena, y que llegó a este país después de perder la vida en un siniestro de tráfico, producido por un conductor borracho.

*El hada Helena se encarga de recoger y llevar al País del Rey Melenao a aquellos niños que pierden la vida demasiado pronto, por diversos motivos, especialmente por siniestros de tráfico.

*Algunas imágenes que  acompañan a este cuento, son de autores desconocidos. Si su autor no está de acuerdo que me lo haga saber para eliminarlo inmediatamente. El resto de imágenes son de mi propiedad o imágenes que han hecho otros niños para mí. Si tú quieres hacer un dibujo sobre este cuento, puedes hacerlo y mandarlo a mi correo personal. Estaré encantada de recibirlo y utilizarlo en posteriores cuentos: mamydehelena07@yahoo.es

*Los Cuentos del hada Helena son cuentos sobre seguridad vial o víctimas, especialmente de siniestros de tráfico.

*Este cuento está escrito sin ánimo de lucro

*Todos los derechos son de su autora, Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

*Puedes encontrar más cuentos del hada Helena, en:

 http://blog.quieroconducirquierovivir.com/cuentos-de-la-hada-helena/

http://cuentosdelhadahelena.soopbook.es/

© Reservados todos los derechos.

 

Publicado en Cuentos de Navidad, Cuentos del Hada Helena | Etiquetado , | Deja un comentario