«Una Mañana Fría», premio Ponle Freno

Raquel Troyano, directora de Una Mañana Fría

El pasado día 23 se entregaron los premios Ponle Freno, y en la XII edición, Raquel Troyano, directora de la película «Una Mañana Fría», fue reconocida con el premio «Ciudadano Ponle Freno», por la creación de esta película, la primera en España que habla de los siniestros de tráfico.

Esta película que cuenta la historia de la madre de la directora, que perdió a su hermano en un accidente de tráfico, da voz a otras seis víctimas que han perdido a seres queridos o ellas mismas sufren serias lesiones y amputaciones por siniestros viales.

Una película muy recomendable, no solo por el mensaje que transmite, sino por su estupenda fotografía, del director de fotografía Luis García Jurado-Centurión, su música de Alberto R. Vallehermoso, y la canción original de Lewa Handpan, cantante y autora de «Tras la Niebla», con arreglos de Aure Ortega, e interpretada con el novedoso instrumento de un «handpan».

El lazo naranja de las víctimas de siniestros de tráfico.

Los siniestros de tráfico, cada año, dejan en el mundo más de un millón y medio de muertos. ¿Qué pasa con los heridos, lesionados, y familiares de víctimas de estos siniestros?

Raquel Troyano podría haber hecho una película más comercial, pero apostó por este tema, para ayudar a su madre y a otras muchas víctimas. Como dijo en su discurso, «el cine conciencia, el cine educa». Una forma más de concienciar y luchar por la seguridad vial.

Enhorabuena a su directora y a todo el equipo de la película. Y ahora, suerte con los premios Goya, a los que se presenta. Ojalá la Academia sepa ver el valor de esta película documental.

Yo no pertenezco a ninguna asociación o fundación, pero desde este humilde blog que lleva quince años intentando concienciar, he dado todo el apoyo que he podido a esta obra. Y he prestado mi testimonio, aún no gustándome poner cara, y me siento orgullosa de haber sido una parte más de ella.

Por ti, querida hija. Para que no le pase a otras madres.

«…he perdido el miedo a ser el dardo en la conciencia, …

solo en tu recuerdo soy esencia…

…HE APRENDIDO A PERDONARME Y VIVIR…, Y SEGUIR…»

(Letra de «Tras la Niebla», Lewa

(Una Mañana Fría se puede ver en Atresplayer. Pulsa)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, víctima de un siniestro vial provocado por un conductor borracho.

Publicado en Cine, Duelo, Muertes en carretera | Etiquetado , , | Deja un comentario

Las Alertas Sobre Siniestros de Tráfico, no son Spam

El lazo naranja de las víctimas de tráfico

Desde hace trece años, desayuno con las alertas de Google sobre siniestros de tráfico, seguridad vial, o conductores con alcohol. Y, aunque este blog, con el tiempo, se ha ido dulcificando, yo sigo con el mismo ritual, y escribo o publico en las redes, sobre los siniestros más significativos, temas de seguridad vial, o los impresentables que beben y conducen en mis grupos de Facebook: ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!, o “Si bebes sales en los papeles”.

Durante los peores momentos de la crisis del Covid-19, apenas si lo hacía, por respeto a tantos muertos, y a pesar de que en muchos momentos he comparado ambas pandemias, y he hablado de que ni siquiera con toda estas destrucción, a nivel mundial todavía no se han producido las muertes que se producen en un solo año por siniestros de tráfico, no quiero hacer el dialogo que hacen otros para restar importancia al efecto de este virus, comparándolo con los “accidentes de tráfico”, porque eso es quitar importancia, también,  a tantas muertes que se producen en las carreteras o en las calles.

Y desde el confinamiento, las alertas que tenía casi han desaparecido. Normal, pensé. Con el confinamiento han disminuido las muertes por tráfico, pero desde hace unos días, notaba que apena me salían noticias sobre estas alertas que tengo realizadas a Google.

Por si alguien no sabe que es una alerta, es una pregunta que se crea a Google sobre el tema que tú quieras y Google te envía a tu correo aquellas noticias o actividades que haya sobre el tema que hayas cuestionado.

Ayer, pensé que algo pasaba y me fui al buzón de Spam. Allí estaban todas las alertas. Abrí una y me encontré con este texto: Para tu seguridad, hemos desactivado todas las imágenes y los enlaces de este correo electrónico. Si crees que es seguro, marca el mensaje como No es spam.Mostrar imágenes.

Y así comencé a recuperar todos los correos que me habían llegado con noticias sobre siniestros de tráfico, conductores con alcohol, etc.

Resulta que las muertes en siniestros viales siguen aumentando. Que, ahora mismo, se producen más muertes en las calles, en las carreteras, que por el maldito virus. Que la gente sigue bebiendo y drogándose y produciendo lo que, los piadosos con esos potenciales asesinos llaman “accidentes”, y yo sin enterarme, porque alguna máquina de mi correo en Yahoo, ha decidido que son noticias o imágenes que no son seguras.

¡Claro que no son seguras estas noticias! ¡Son noticias de muertes! Noticias que no queremos ver. Son muertes que suman, nunca son menos. Son muertes producidas por otra pandemia que no queremos o no interesa reconocer.

Así que, por si no lo sabes, el fin de semana  tras el estado de alarma, en un primer recuento, ya ha habido 8 muertos en siniestros de tráfico (seguramente fueron más que por el covid-19).

Dice la DGT, que este país no se puede permitir más muertes, yo añado,  en siniestros de tráfico, porque si las seguimos viendo como «accidentes», seguirán produciéndose y, ahora, hasta los sistemas informáticos las eliminarán, porque no son seguras.

No te cambies de pandemia. No más muertes en siniestros de tráfico.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Accidentes carretera fin de semana, Concienciación, D.G.T., Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir | Etiquetado , | Deja un comentario

Ensuciarse con el dolor

El lazo naranja de las víctimas de siniestros de tráfico

Es curioso lo del dolor. Nadie quiere sufrir, por supuesto. Nadie quiere tener dolor. Ningún tipo de dolor, pero preferimos el físico, porque siempre hay algún analgésico que lo atenúe. Y el psíquico, el mental, el del alma que dicen algunos, es más fácil de ocultar a los demás, pero no tiene ningún anestésico.

Y somos más solidarios con el físico, tenemos palabras de aliento, de esperanza, visitamos a los enfermos, deseamos pronta mejoría…, pero nos bloqueamos con el dolor de la pérdida.

Estamos acostumbrados a ver en cine muerte, sangre, desastre, destrucción, a veces, en demasía, y no pasa nada, estamos inmunizados, pero no sucede lo mismo cuando esa película es un documental, real. Si podemos, cambiamos de cadena, no lo vemos. Y si es en un cine, simplemente no vamos.

No nos importa el horror en la ficción, pero no soportamos la realidad que supera a la ficción. Esa realidad que nos es más cercana, y que puede ser parte de nuestra vida o del vecino.

Y los más solidarios, tragarán saliva, borrarán una vergonzosa lágrima recién escapada, y aguantarán. Pero, la gran mayoría, lo tienen claro: no me ensucies con tu dolor.

Porque el dolor ensucia. Igual que la sangre o cualquier otro fluido.

Pues, lo mismo sucede con los que no quieren ver «Una Mañana Fría», y no me refiero a los que son también víctimas.

«Una Mañana Fría», no tiene sangre, no tiene hierros retorcidos, y sí un mensaje de esperanza, y mucho espíritu de concienciar sobre algo que produce muchas muerte (3.700 personal al día en todo el mundo, mueren en siniestros viales), y seguimos empeñados en verlo como algo muy, muy normal.

Por eso, es una película que debería hacerse famosa, que se debería ver en todos los pueblos, ciudades, institutos. Que deberían ver todos lo que han tenido una pérdida, sea por el motivo que fuere.

No tengas problema en ensuciarte con el dolor porque el dolor compartido no es menor, pero es más llevadero y puede ayudarte a llevar el tuyo, actual o futuro. Porque a todos nos espera nuestra dosis de tragedia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

¿Por qué debemos ver «Una Mañana Fría»?

Publicado en Cine, Concienciación, Duelo, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Sentimientos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cuerda de Delincuentes Viales

El lazo naranja de las víctimas de tráfico

Anoche, el programa “Lo de Évole”, quiso mostrarnos una “cuerda de presos”, delincuentes viales, como víctimas de los hechos que habían cometido, y no cumplió ninguno de los objetivos con los que quisieron difundir y publicitar el episodio: concienciar sobre los “accidentes de tráfico, y transmitir que es algo que le puede pasar a cualquiera.

El Título:

“Un día cualquiera”

El Argumento:

Entrevista a varios delincuentes de delitos de tráfico, dos de ellos con resultado de muerte, contando el hecho que les ha llevado hasta allí. (En ningún momento aparece declaración oficial de los hechos que han desencadenado esa condena).

También, parte de una sesión del curso que tienen que realizar los presos que lo están por conducir sin carnet, impartido por un padre, víctima de tráfico. Lo único bueno del documento.

El Desarrollo:

-Primer delincuente entrando en prisión, después de un hecho acontecido hace siete años. ¡Ole justicia eficaz y eficiente!

Sentimiento de vergüenza, en ningún momento muestra su cara. Conducir con alcohol con resultado de la muerte de una joven.

Me recordó muchísimo al caso de mi hija que también sucedió en una autovía, porque este hablaba de un cambio de carril, y el de mi hija se la llevó por delante cuando intento cambiarse de carril.

-Segundo delincuente, detenido por conducir sin carnet, siete veces. Que digo yo que la guardia civil no nos pide el carnet cuando salimos de casa, sino cuando cometemos alguna infracción. Algo debería hacer mal este individuo para pararle hasta siete veces.

Intento de dar pena porque tiene un hijo y lo tiene que ver desde el cristal. Yo no puedo ver a mi hija ni a través de cristal, ni de nada. Solo puedo ir a llevarle flores.

-Tercer delincuente, con alcohol, en un control mata a un guardia civil padre de familia numerosa. Reincidente conduciendo con alcohol, cosa que él no declara hasta que Jordi se lo recuerda.

Lo único bueno de este tercer preso, los sentimientos de su pareja que confiesa que ojalá se hubiera matado él y no dejar a unos niños huérfanos, y a pesar de ello, la solidaridad más absoluta con su pareja.

-Rueda de presos: Emotivo padre explicando cómo perdió a su hijo, que ya tenemos mérito las víctimas que además de perder a nuestros hijos nos dedicamos a concienciar y en este caso a ser el medio para redimir sus penas. Aquí sí se mostró con detalle el rostro de estos presos, pero en ningún caso se supo individualmente el hecho de cada uno.

Resumen:

Documental sobre delincuentes viales tratados como víctimas en lugar de victimarios. Nunca las víctimas han podido tener un altavoz tan claro para poder expresar sus sentimientos.

Crítica:

Mi opinión personal, y puedo opinar porque lo vi, y soy víctima, me decepcionó y me aburrió.

Si creen que cumplió su objetivo, ese que trataba de publicitar la corporación y la cadena donde se emitía, de documental para concienciar, no lo ha cumplido.

Faltó rigor a la hora de explicar porqué estaban allí. Solo la explicación que daba el interesado.

El título “Un día cualquiera” no era adecuado para lo que se exponía. La mayoría de los presos ya habían tenido avisos, eran reincidentes, aunque no hubieran pasado por la cárcel.

La palabra “accidente”, como muy bien explico el padre que daba la charla, conducir con alcohol y otras drogas, exceso de velocidad, sin atención, con el teléfono, eso no es un accidente, eso es violencia vial y lo que produce es un siniestro de tráfico. Si se pudo evitar no es un accidente, que decimos las víctimas. Y a ver cuando los medios de comunicación empiezan, por ética y solidaridad con las víctimas, a definir las cosas por su nombre: NO LO LLAMES ACCIDENTE SI SE PUDO EVITAR. Y menos sise produce un fallecido.

El entrevistador, no siguiendo su estela de anteriores éxitos y programas, ni fue follonero, ni inquisitivo, ni mostró en ningún momento un poco de afecto hacía las víctimas y repulsa a lo que había cometido estos delincuentes.

Con este programa, nuevamente, se quita importancia a los siniestros de tráfico, dejando entrever que es algo fortuito, casual, que nos puede pasar a todos, y le resta importancia al hecho de quitar una vida. Así nunca va a cambiar esta sociedad.

¡Ah! Y sobre el término “delincuencia vial” o “delito vial”, en mi familia hay un dicho: “tienes toda la razón pero vas a la cárcel”. Si vas en contra de algo que está tipificado como delito en el código penal, te parezca a ti bien o no, estás cometiendo un delito y eres un delincuente.

“Lo llaman accidente para que los que lo provocan no se sientan culpables” De la película “Una vida por delante”

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Cartas al director, Cine, Concienciación, Correo sin entregar, Muertes en carretera | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El día que nos robaron la vida, no es «Un Día Cualquiera de lo de Évole».

El lazo naranja de las víctimas de tráfico

Para las víctimas de siniestros de tráfico hay un día que marca nuestras vidas. Es el día que nos cambia la vida, que nos la parte, es el día desde el que se empieza a contar nuevamente. Y ese día no es «un día cualquiera», es el día de ese mal llamado «accidente de tráfico» en el que nos quitan la vida de nuestros seres queridos, nos producen serias heridas físicas y psíquicas, y nos marcan para el resto de lo que nos quede por vivir.

Si al que matan es un marido o mujer, un padre o madre, además de hijo, hermano, amigo, etc., deja viuda o viudo y unos huérfanos de los que nunca se habla, porque no son huérfanos por guerra, terrorismo, o violencia de genero. Estos huérfanos no están presentes en ninguna comisión, plataforma, asociación, etc. No reciben una subvención de por vida, sino una indemnización, nunca suficiente, que deberán administrar para estirar hasta que dure, pero sobre todo, pierden a un padre o madre que les forme como personas y les de cariño el resto de sus vidas.

Serán, el resto de sus vidas, los hijos de alguien que se mató en un «accidente de tráfico», y como escuché ayer en una película, «un accidente es cosa de dos», luego, alguien puede entender que sus padres se lo buscaran, aunque la realidad es que, normalmente, a su padre o madre lo mataron el alcohol y otras drogas, la velocidad, las distracciones, la violencia de otro.

Y si el que muere es un hijo, como en mi caso, el tiempo se detiene. El futuro se acaba. Las fechas comienzan desde ese «un día cualquiera». La salud se resiente, los días comienzan a ser muy largos, y la espera para el final se hace eterna.

Ya no hay fiestas de cumpleaños, ni navidades, ni aniversarios, ni regalos, solo fechas que se clavan como puñales.

Así que, «los de Évole», no lo llamen «un día cualquiera». Mejor digan «el día que quitaron una vida». La de nuestro familiar y la nuestra. Para las víctimas de «siniestros de tráfico» no es un día cualquiera.

Y siento estar haciendo publicidad a ese programa que habla de víctimarios, y que nos lo están vendiendo como de concienciación, a bombo y platillo, por medios de comunicación muy potentes, cuando una película como«Una Mañana Fría», que si habla de lo que suponen los siniestros de tráfico para las víctimas, no está teniendo la misma repercusión. Haga otro programa y hable de ello, señor Évole. Cuente la verdadera condena de las víctimas, esa que cumplimos en la cárcel de la vida.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Concienciación, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Víctimas | Etiquetado , , | 2 comentarios

«Una Mañana Fría», en los cines

“Una Mañana Fría”, la película de la directora Raquel Troyano, sobre el duelo en los siniestros de tráfico, en la que he colaborado, comienza su andadura por muchos cines de España.

Esta es la nota de prensa sobre este estreno en los cines y la agenda de proyecciones:

Plantilla by Pixartprinting

DOCE CALLES AUDIOVISUALES

Una mañana fría” llega a los cines españoles.

La voz de las víctimas de tráfico será escuchada a nivel nacional.

  •   La película se estrenará en varias salas de cine de todo el país durante el mes de febrero acompañando la proyección con coloquios con las víctimas y la directora de la obra.
  • La obra ha sido recientemente seleccionada en los festivales: Ibizacinefest, Muestra de cine inédito de Jaén, BARCIFF y Festival de Derechos Humanos de Valencia, siendo proyectada durante febrero.
  • Una Mañana Fría ganó en su estreno en el 28 Festival de Madrid el premio del público a “Mejor Largometraje Nacional”

El filme “Una mañana fría” mientras compite dentro del circuito de Festivales con muy buena acogida, llega a las salas de cine de todo el país. La película se estrenará durante el mes de febrero en Ibiza, Madrid, Toledo, Huelva, Sevilla, Valladolid, Valencia y Jaén, con diferentes presentaciones y coloquios, ampliando su hoja de ruta a lo largo del año bajo el lema “Juntos sumamos para restar en seguridad vial”

Raquel Troyano dirige la primera película que da voz a los afectados, víctimas y familiares de siniestros viales y hace historia dando el salto a la gran pantalla para tratar la tercera causa de muerte a nivel mundial.

Son muchas las víctimas de tráfico que se sienten solas y abandonas tras este drama, un tema que se considera incómodo por lo que la sociedad ha generado un tabú, esto es un grave error que afecta directamente a las víctimas y por eso Troyano decide hacer esta obra, explicando al gran público lo que sienten los afectados después de un siniestro vial.

Narrada en primera persona por la madre de la directora Rosi Troyano, parte de un accidente de tráfico ocurrido en Reinosa hace 33 años donde perdió a su hermano. Madre e hija realizan el camino de vuelta al lugar del accidente. Un viaje hacia los monstruos del pasado, un reencuentro entre generaciones, para dialogar sobre el poder de la negación de la mente humana, el proceso de duelo interior tras un hecho traumático y el peso de la tradición. La película se completa con los testimonios de más víctimas y familiares de afectados por siniestros viales gracias al apoyo de todas las asociaciones y fundaciones de tráfico a nivel nacional.

Apoyos y premios en festivales

La película, que está teniendo muy buena acogida entre el público, se pre-estrenó en Madrid y Barcelona contando con el apoyo del Ministerio de Interior, DGT, Fiscalía Nacional y las asociaciones nacionales de tráfico, y seguidamente comenzó su recorrido en el circuito de festivales recogiendo el Premio del Público a Mejor Largometraje Nacional en la 28 edición del Festival de Cine de Madrid, uno de los certámenes cinematográficos más antiguos de la capital.

En febrero ha sido seleccionada en los Festivales: Muestra de cine inédito de Jaen, Ibizacinefest, Festival de Derechos Humanos de Valencia y Barcelona Indie Filmmakers Festival.

Próximamente, formará parte de la plataforma Platino Educa para la educación vial en centros educativos de España y Latinoamérica, se visionará en TVE  yestará disponible en abierto gracias a Ponle Freno en la plataforma digital de Atresmedia Player durante unos meses.

La joven directora, Raquel Troyano, cuenta en su haber con numerosas producciones como guionista, productora, directora y directora de arte, pero esta película es quizá su proyecto más personal. Y es que el documental, de marcados tintes sociales, narra el desgarrador testimonio de la madre de la cineasta, Rosi Troyano, quien  perdió a un hermano en un siniestro en carretera hace ya más de 30 años, y se completa con los testimonios de otras víctimas, buscando generar principalmente una mayor conciencia social en torno a dicha problemática. 

La obra está producida por Audiovisuales Doce Calles y cuenta con el apoyo del Ayto. de Aranjuez, Ayto. de Reinosa, Vosseler abogados , y Help Flash,  y con la colaboración de Fundación A Víctimas, Andade, Pat Apat, Stop Accidentes, Observatorio de Criminología Vial, Aesleme, Feu Vert, Asociación Día y Fundación AVATA, y habla sobre el duelo ante la no aceptación de la muerte, con el más profundo respeto y desde el punto de vista de los familiares de las víctimas. 

Más sobre la película

La historia de “Una mañana fría”, narrada en primera persona por la madre de la directora Rosi Troyano, parte de un accidente de tráfico ocurrido en Reinosa en el año 1986 donde hubo dos fallecidos y un herido, todos de Aranjuez. Uno de los fallecidos fue su hermano, hecho que llevará a esta ribereña durante años, a buscarlo por el norte de España. El documental graba 33 años después, el camino de vuelta al lugar del accidente. Madre e hija iniciarán un viaje hacia los monstruos del pasado, un reencuentro entre generaciones. Presente y pasado se unen para dialogar sobre el poder de la negación de la mente humana, el proceso de duelo interior tras un hecho traumático y el peso de la tradición. Una narración poética que nos acerca a nuestro subconsciente, lugar donde se alojan los miedos, lugar donde creamos nuestros propios fantasmas con los que nadie nos ha enseñado a convivir. 

La película se completa con los testimonios de más víctimas y familiares de afectados por siniestros viales como Flor Zapata, Carlos Diez, Noemí Antolín, Raquel Álvarez, Beatriz Menéndez y Amelia Ruiz . En el equipo técnico destaca Luis Centurión como director de fotografía, Aurora González, actriz que pone la voz en las recreaciones sonoras, Alberto R. Valhermoso como compositor de la música original y Lewa, creadora de la canción original de la obra “Tras la niebla”, dedicada a todas las víctimas de accidentes de tráfico. 

**Para más información o gestión de entrevistas: produccion@audiovisualesdc.com / 650790324

Desde ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!, mucha suerte, Raquel Troyano, y muchas gracias por dar voz a las víctimas. Ojalá seas próximo premio Goya, el tema y tu trabajo se lo merecen.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Cine, Concienciación, Convocatoria/Celebración, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

«Lo de Évole», y los siniestros de tráfico

El lazo naranja de las víctimas de tráfico

Estoy expectante hasta que llegue el capítulo de Jordi Évole en el que va a tratar o entrevistar, a las personas que están en las cárceles por delitos de tráfico, en su nuevo programa «Lo de Évole».

Y esa expectación viene dada por lo que hasta ahora, en las entrevistas de promoción de su programa, ha declarado.

Lo he escuchado en dos programas diferentes, y las dos veces me ha dejado muy preocupada.

Ayer decía algo así como que, sin llegar a ver su programa, porque aún no se ha emitido, había ya personas que se estaban metiendo con él, que pensaban que por hacer determinadas entrevistas la gente ya pensaba que se había vuelto como el entrevistado.

Quiero darle el margen de confianza hasta que emita el programa sobre delincuentes viales, pero sus declaraciones, hasta ahora, son de lo más desafortunadas.

Dice que todos estamos más cerca de la cárcel de lo que pensamos, en relación con temas de tráfico. Que personas normales como él, como yo, como tú, podemos cagarlas en un determinado momento y perderlo todo, y entrar en la cárcel por un accidente de tráfico.

Esta declaración, si lo ha hecho para crear polémica, ha dado en el clavo, porque cualquiera de los que somos víctimas, o de los que estamos implicados en la seguridad vial, sabemos que cualquiera no es un victimario o un asesino en potencia.

En la gran mayoría de los siniestros viales con muertos o heridos, está por medio el alcohol u otras drogas, la velocidad, la violencia y el desprecio de la vida de los demás y la propia.

Y yo y otros muchos, no conducimos con drogas o alcohol.

Reconozco, y yo misma he utilizado en muchas ocasiones en las que famosos, deportistas, políticos, les han pillado conduciendo con alcohol, la expresión «la has cagado», porque así es, pero también debería haber acompañado a esta expresión, la atención de que por esa cagada han podido dar muerte o morir. No se concibe que en estos tiempos no haya hecho más incidencia en el valor de la vida y la tragedia que son los siniestros de tráfico, porque eso sí que es una tragedia, no el ir a la cárcel.

Muy desafortunado señor Évole. Esperemos que su entrevista a esos delincuentes viales, y a pesar de que usted dice que empatiza siempre con aquel al que le hace una entrevista, deje ver alguna gota de empatía por las miles de víctimas que, como en mi caso, hemos perdido todo. No me refiero al trabajo, a la mujer, al marido, como usted enfatizaba, sino a lo más importante: los seres queridos.

He de reconocer que, por supuesto, no hablo con objetividad, porque soy víctima, pero en mi caso, aunque me lo pidieron, no he sido capaz de ir a las cárceles para dar charla a esos delincuente viales, pero sí conozco otras víctimas que a pesar de su dolor, se prestan a ver la cara de estos presos y se reunen con ellos. Lo siento pero mi Resiliencia la he llevado por otros derroteros, y recuerdo que en una de mis charlas de concienciación coincidí con un condenado que trataba de lavar su culpa con estas charlas y para mí fue la peor experiencia que he podido tener, pero es que a mí no me consuelan las lágrimas del culpable porque su arrepentimiento no me va a devolver a mi hija.

Señor Évole, un día estuve dispuesta a contarle mi historia y prestarme a una entrevista, y contarle la historia de «Madres sin hijos», un grupo de casi trescientas madres que han perdido algún hijo, a cambio de que (después de haber conseguido que se reabriera el caso del metro de Valencia), ayudara a una compañera a que la muerte de su hijo, al que no se le ha hecho justicia, se reabriera también su caso. Al final decidí no regalarle la historia de tantas madres de un grupo de dolor porque no estaba segura de que realmente lo considerase como tal.

Le escribí de todas formas contándole la historia de esta madre, pero su anterior Salvados nunca nos mostró interés o atención. Ahora pienso que, usted, como el resto de la sociedad, siguen hablando de accidente, porque no somos importantes, no les duele nuestro dolor. Y mientras que los medios de comunicación no nos consideren víctimas, no den importancia a estos hechos, a esta otra violencia, las muertes en el asfalto seguirán.

No le impacte tanto la vida de los que están en la cárcel por haber producido un siniestro de tráfico, pasé un día con alguna de nosotras que hemos perdido un hijo, algunas dos, y ya verá lo que es vivir en la cárcel de la vida.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Concienciación, Correo sin entregar, Madres sin hijos, Muertes en carretera, Noticias, Quieroconducirquierovivir, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Queridos Moteros

Siempre hay alguien que confía en mí para que escriba algunas palabras para un evento, una conferencia, una concentración…, y siempre es un honor que no merezco, una responsabilidad, y una pequeña alegría y motivo para seguir viviendo.

Hace unos días me pidieron si tenía algo escrito relacionado con los moteros. ¡Pues claro! Al principio de esta lucha, recibí mucho apoyo de los moteros. Ellos también comenzaban a luchar y conocí a muchos de ellos, pero mi cercanía a ellos viene de mis años de infancia y mi relación con la moto de mi padre.

Mi padre y su moto

Es de las etapas más bonitas de mi infancia. Siempre recuerdo esos viajes con mi padre, primero en su moto, después en el sidecar. Luego llegó la emigración, las cosas buenas de la gran ciudad, y las malas, como fue tener que desprendernos de la moto y el sidecar.

Pero todo lo que tengo escrito no sirve para utilizar como palabras dedicadas en un evento de moteros. Por eso he escrito estas que es un resumen de mucho de lo que he escrito.

Queridos moteros:

Mi primera forma de transporte fue una moto, la de mi padre. Entonces no había tantas medidas de seguridad, y primero viajaba subida en el depósito, pero enseguida pasé a la parte trasera. Mi padre se encargó de aplicar unos pedales a la moto, a mi altura. Y me compró un casco y unas gafas como las de él pero en pequeño. Os estoy hablando de antes de los años sesenta. Y así me llevaba al cine del pueblo más cercano, a tres kilómetros. Por eso os tengo tanto afecto. Pero entonces no había peligro. Apenas velocidad, pocos coches y ningún quitamiedo. El mayor riesgo era que te entraran los mosquitos en la boca, cuando volvíamos esas noches de cine. Disfrutad de la moto con esmero. Con pasión por la vida. Sin prisa. Sin prisa por llegar o por morir. Con cuidado del que va en su «latita» porque él no concibe el peligro del que recibe el aire. Cuidado con los adelantamientos por la derecha, porque siempre es el otro el que cree que tiene el derecho. Exigir más a las autoridades que a la máquina, y entre todos lo conseguiremos. Porque, en la calle, en la carretera, todos debemos estar implicados y comprometidos con salvar nuestro cuerpo. Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor borracho.

Gracias, Jesús María, por acordarte de mí. Ojalá fuera verdad que mis palabras tuvieran algún efecto y mérito. Un abrazo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por culpa de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Accidentes motos, Casco, Historias, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Darth Vader y la Seguridad Vial

David Prowse y su personaje

Si os hablo de David Prowse algunos diréis que no sabéis quién es, pero si os nombro a Darth Vader enseguida lo relacionáis con la saga de STAR WARS. Aunque, por desgracia, la única vez que ha aparecido la cara de este personaje, no ha sido con el actor David Prowse.

Y os preguntaréis que relación tiene con la seguridad vial. Pues, el personaje de la película nada, pero el actor, David Prowse, tiene mucha.

David Prowse, alla por el año 1970, fue el «Green Cross Code» y enseñaba a los niños ingleses a cómo cruzar las calles sin peligro.

Sí, eso que comenzamos ahora a hacer, enseñarle a los niños que antes de cruzar hay que parar, mirar y cruzar, ya por los años setenta era una campaña en Reino Unido. Así nos va, cincuenta años de retraso.

«Green Cross Code», traducido sería algo así como El Código de La Cruz Verde, es una marca creada por el Comité Nacional de Seguridad Vial (ahora Royal Society for the Prevention of Accidents , RoSPA) para crear conciencia sobre la seguridad vial de los peatones en el Reino Unido. La campaña de Green Cross Code comenzó hacía 1970 y continúa en la actualidad, aunque se ha ido modificando.

En 2018, Green Cross Code dicía algo así como: ¡Pensar! ¡Detener!, ¡utiliza tus ojos y oídos!, ¡espera hasta que sea seguro cruzar!, ¡mira y escucha! y ¡llega vivo!

Green Cross Man

Green Cross Man era un personje superhéroe, disfrazado, que tiene el poder de teletransportarse para ayudar a los niños a cruzar la calle de forma segura. Fue creado por los años setenta en Inglaterra y difundidos en anuncios de televisión propiciados por el gobierno británico, para el departamento de medio ambiente, desde los años 1975 a 1990, aunque posteriormente se volvieron a retomar.

David Browse fue quien interpretó a este personaje, e igual que en Star Wars, en los primeros tampoco utilizaba su voz. Posteriormente sí.

Por los años 2014, resurgió este personaje pero ahora no era para alertar a los pequeños, sino a los jóvenes y adultos que cruzaban de forma despistada, por el uso del teléfono u otros aparatos.

Hoy, en el año 2020, en nuestro país, que yo conozca, en pocos lugares existen advertencias para los niños antes de cruzar. Sí existe mi ciudad, Alcobendas. Y a lo largo de todas Andalucía, y propiciado por la asociación Teavial, muchos `pueblos se están llenando de pictogramas para aquellos niños con problemas de autismo.

Yo, que nunca he sido una fans de la Guerra de las Galaxias, y que confieso mi ignorancia sobre el final de este personaje Darth, y la faena que le hicieron en el último capítulo, me ha encantado conocer su faceta de ayuda en la seguridad vial. Y todo ello ha sido gracias a un documental de Marcos Cabotá, «I am your Father», que me encantó.

Gracias, David Prowse, por tu aportación a educar en seguridad vial, a tantos niños ingleses, y aunque tarde, pongo aquí alguno de esos vídeos, por si sirven para otros niños españoles. ¡Y no tan niños! Porque para cruzar tampoco nos debe abandonar «la fuerza».

Fuerza para parar, mirar y cruzar seguro.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

Publicado en Cine, Concienciación, Historias, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

Las cifras. Los Reyes Magos

el lazo naranja de las víctimas de tráfico

Hace mucho que en mi casa no hay reyes. No se perdieron, simplemente quien se encargaba de escribir ya no está, y durante mucho tiempo yo les escribía cartas simbólicas, con peticiones imposibles, casi todas relacionadas con la seguridad vial.

Sí, porque para llegar a esta fecha hay que pasar por otras: noche buena, navidad, fin de año, y el famoso recuento de muertos de la D.G.T.

Y cada año, con más prisas, con más euforia, nos presenta unas cifras, que para ellos, gobierno el partido que gobierne (no es cuestión de partidos), son más bajas. Siempre son menos muertos. Siempre estamos de enhorabuena, pero las cifras no bajan de mil muertos, sin contar con los que mueren unos días después, o sin sumar los de algunas comunidades.

Este año, la cifra oficial de muertos en siniestros viales, en siniestros de tráfico, para ellos en accidentes de tráfico, han sido mil noventa y ocho (1.098, lo repito en número porque parece que se ve mejor). Esta es la cifra solo de carretera.

Pero cuando se sumen los de todas las comunidades, los de vías urbanas, los muertos después de las 24 horas, la cifra seguirá sin bajar de casi las dos mil personas.

Pero lo peor de estas cifras, sean mil o dos mil, es que son padres, hijos, hermanos, o escrito con «a», que no quiero que me acusen de machista, que no vuelven a casa. Ni por navidad, ni en ninguna otra fecha. Personas que ya no vuelven a escribir la carta a los Reyes Magos, de los que ya no volvemos a disfrutar, ni ellos de nosotros.

Queridos Reyes magos: Perdonad que durante años os he seguido molestando haciendo peticiones imposibles. Vosotros ya tenéis bastante con atender a los niños, que eso de pequeña ya me lo dejaron claro, «Los reyes son para los niños».

Los otros reyes, los de trono, butaca o poltrona, son los que sí nos pueden ayudar, pero la víctimas de tráfico no somos una prioridad para ellos.

Queridas nuevas familias que llegáis a este recuento macabro, vuestro dolor es el mío.

Las calas de Helena

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Correo sin entregar, D.G.T., Historias, Muertes en carretera, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario